Hamburguesas Hollyburg Barcelona

Hamburguesas caseras "gourmet" en Barcelona


Las hamburguesas están de moda, es un hecho. A lo largo y ancho de todo el país se están abriendo hamburgueserías que permiten redescubrir sabores que hasta ahora teníamos olvidados por culpa de las grandes cadenas alimentarias del fast food. La mala calidad de los productos con que éstas trabajan para economizar costes al máximo, la automatización de todos los procesos junto a ofertas, descuentos y promociones, han hecho que la gran mayoría de gente asocie la palabra "hamburguesa" a un producto de baja calidad, poco sano y de consumo masivo.

hamburguesa Killburghamburguesa Heisenburghamburguesa Clint Eastburg

Antagónicamente a este concepto nace el "slow food", comida de calidad, hecha con cariño, con especial atención a la calidad del producto para que éste pueda ser consumido para degustar texturas y sabores que hasta ahora eran imposibles de encontrar en todos aquellos productos procesados industrialmente. Recetas únicas y de calidad que contrastan con la idea que la mayoría de gente tiene metida en la cabeza. No se trata de acumular ingredientes, de hacer hamburguesas de 3 pisos ni de acumular ingredientes sin ton ni son (como también hacen otros profesionales) sino de acertar con la receta, algo original que pueda degustarse como antaño lo hicieron nuestros padres. Carne picada de calidad, especies, salsas específicas para cada hamburguesa y un toque especial. En un mordisco deben juntarse un sinfín de experiencias de sabores y texturas para que el resultado al primer mordisco sea "mmmmmmm..."

Por ello, desde Hollyburg apostamos desde el primer día por algo diferente, no podemos pretendeer diferenciarnos del resto de restaurantes si hacemos lo mismo que ellos, comprar en el mismo proveedor de carne, comprar en el mismo proveedor de pan, etc al final se convierte todo en un proceso que se aparta de la filosofía que nos impusimos el día en que abrimos nuestro establecimiento: hacer algo diferente, único y exclusivo, pero a la vez sencillo, sabroso y cercano al cliente. En definitiva, recuperar el sabor de una buena hamburguesa.

Para lograr nuestro objetivo es esencial volver a recuperar no solo recetas tradicionales, sino innovar en todo aquello que, aunque ralentiza todo el proceso, lo hace único: lo artesanal.

Elaboramos hasta 4 tipos de pan artesano diferentes

Si hay algo que tenemos claro es que para diferenciarnos del resto de restaurantes las cosas hay que hacerlas bien desde el principio, no dejar al azar de cualquier proveedor la calidad de tu producto. Es por ello que la insignia de Hollyburg se caracteriza (además de por la alta calidad de la carne con la que elaboramos nuestras hamburguesas) por el pan.

Elaboramos desde cero hasta 4 tipos de pan diferente porque no creemos en la filosofía del congelado, esto no solo nos permite destacar en cuanto a calidad y sabores únicos, sino que también abaratamos costes que acaban repercutiendo en el bolsillo de nuestros clientes.

En este momento tenemos 4 tipos de pan artesano, el complemento ideal para cada una de las recetas originales de nuestras hamburguesas:

  • Pan de curry para nuestras hamburguesa Orient Express
  • Pan de tinta de calamar para nuestra exótica Black Pearl
  • Pan de vino para la hamburguesa Manolete
  • Pan especial receta original Hollyburg para el resto de hamburguesas

Cada uno de estos panes artesanos especiales para hamburguesa forman parte de toda una receta única y exclusiva, para que al morderla todo un mundo de sensaciones explote en tu paladar. Por eso siempre te aconsejamos que antes de ponerle ketchup u otra salsa a tu hamburguesa le hinques el diente primero. Todas nuestras burguers han sido elaboradas siguiendo todo un proceso creativo que combina experiencias, sabores, aromas y texturas, para que llegue a tus 5 sentidos a la vez.

pan artesano para hamburguesas

Somos fervientes seguidores del "Do it yourself" (házlo tú mismo) porque creemos que somos capaces de ofrecer productos mucho más sabrosos que los que nos puede vender un tercero, y aunque sabemos que muchos de los restaurantes que hoy en día gozan de prestigio, fama y reconocimiento siguen pautas que se basan en procesos mucho más simples (comprar a proveedores), nosotros somos de la opinión que merece la pena seguir nuestros propios procesos, primero porque podemos controlar su calidad y elaboración desde el primero hasta el último ingrediente, y sobre todo porque le ponemos hasta el último gramo de cariño por nuestra parte, algo que nadie puede hacer mejor que tú mismo.

Creemos que el producto final de Holluburg es una hamburguesa de calidad, única en sabor y textura, una hamburguesa casera que no se apunta al carro del "gourmet" sino que lo complementa (tampoco queremos encasillarnos ni etiquetarnos) y en definitiva una burguer para disfrutar desde el primer mordisco. Seguro que si ya la has probado sabrás de lo que estamos hablando, y si no la has probado ... ¿a qué esperas para hacerlo?